Los androides sueñan con ovejas eléctricas,
pero tienen pesadillas con los ELIMINADORES ELÉCTRICOS.